403-69-92     2224-70-76-22

MÉXICO Y EL AGUA EMBOTELLADA

Home / Artículos / MÉXICO Y EL AGUA EMBOTELLADA
MÉXICO Y EL AGUA EMBOTELLADA

#EnNutsaTeVesYSientesBien

En medio de una situación definida por expertos como de “estrés” o de “inseguridad” en el sector hídrico, el pobre servicio de agua potable que afecta al país impacta en los bolsillos de la sociedad.

Y el fenómeno representa una amenaza para el medio ambiente por el elevado consumo del plástico y el desecho que se genera. En México hay un manejo inadecuado de los recursos hídricos y un servicio deficiente, advierten especialistas, quienes aseguran que el suministro suele ser insuficiente, irregular y de baja calidad.

El abastecimiento de agua se da por tres vías: la red de servicio público, la compra de agua embotellada (desde los 325 mililitros hasta los garrafones de 20 litros) y las pipas (camiones cisterna que suelen contener 10.000 litros).

Agua embotellada en México

La inmensa mayoría de los ciudadanos se ve forzada a complementar el servicio de agua que reciben del Estado.
Tres factores influyen en el elevado consumo de agua embotellada en el país, señala el Dr. Rául Pacheco-Vega, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
“La poca confiabilidad en los sistemas operadores de agua, el incremento del acceso y la conveniencia del agua embotellada y la falta de una estructura regulatoria que controla esta industria creciente”, le dice a BBC Mundo.

Más del 70% de las ventas de agua embotellada, ya sea en tiendas o a través del servicio directo al hogar, se da en estos garrafones, donde el litro se consigue por menos de 2 pesos.

De acuerdo a datos de la consultora Euromonitor International, México fue el año pasado el principal consumidor de agua embotellada en el mundo.
Cada mexicano tomó 163,5 litros.

WhatsApp chat